Inicio Gobernador Dicen que llegó el momento en que el gobernador Alejandro Murat hará cambios y ajustes en su gabinete

Dicen que llegó el momento en que el gobernador Alejandro Murat hará cambios y ajustes en su gabinete

32 Min leídos
0
133

El Patíbulo
Por Alberto Unda

Los que llevan y traen run runes en los corrillos de Palacio, dicen que después del desastre político que se vivió no solo a nivel federal, sino también estatal, municipal y legislativo, en breve el gobernador Alejandro Murat Hinojosa, tomará la necesaria decisión de hacer ajustes en su gabinete legal y el ampliado.

Algunos integrantes del equipo de gobierno, botaron el trabajo y se fueron en busca de un jugoso hueso político, con los resultados de todos conocidos, pero hubo varios quienes se quedaron despachando en las oficinas gubernamentales, también tienen su historia, pues por lo exhibido el domingo de elecciones, claramente se vio que tampoco hicieron bien su trabajo, no supieron cumplir con su responsabilidad, por ello, no tuvieron manera o interés, de apoyar a los candidatos del Revolucionario Institucional, como era de esperarse por el hecho de ser de su partido.
Se dice que el gobernante oaxaqueño, tiene prendidas todas sus antenas para recibir información que valora para tomar la decisión, de los cambios que están por realizar, porque prácticamente, se trata de volver a empezar, pero con una base diferente.
Entonces el run run que cada día crece, hace referencia que mientras hay grupos que opinan que debe permanecer como titular de la Segego, Héctor Anuar Mafud, otros consideran lo contrario, el resultado del manejo de la política interna tiene claro-oscuros, que indican falta de eficacia.
La versión de que es urgente el inmediato cambio de todos los responsables en el equipo de seguridad pública en el estado refiere que este es uno de los temas que más vulnera al gobernador Murat Hinojosa.
Cada quien anda por su lado, por eso el desorden creciente en materia de vialidad, levantones, secuestros, pago de derecho de piso, extorsiones telefónicas, robos a casas-habitación, a transeúntes o pasajeros de transporte, y ni qué decir del aumento de venta de drogas y funcionamiento de bares clandestinos, o con licencia donde frecuentemente ocurren actos delictivos,
También hay que enumerar los robos de ganado, la venta de armas y municiones, en suma, un creciente rosario de actos fuera de la ley, de los cuales los titulares de las áreas de seguridad pública parecen no enterarse.
En el área de justicia, la cuestión ha llegado al extremo que es cada vez más evidente el conflicto entre el Fiscal General del Estado, con el Fiscal Anticorrupción, quien acaba de recibir por ejemplo un duro revés con la liberación del extitular de la Sevitra, Carlos Moreno Alcántara.
En este choque entre los fiscales, incluyen también al director de la Agencia Estatal de Investigaciones, que también trae su costal repleto de asuntos poco claros.
Y en la secretaría de Vialidad y Transporte, las versiones indican que debe estar al frente un personaje con más mano izquierda para sortear los inacabables problemas de ese conflictivo sector.
En el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, la llegada de Francisco Ángel Villarreal, en lugar de resolver problemas, los enredó porque el funcionario que tomó la dirección del IEEPO, en marzo del presente año, está más enfocado en hacer negocios que en atender los delicados problemas del sector educativo.
Su desmedido interés por los bisnes, incluye por ejemplo el uso de talleres para la reparación de cientos de vehículos del Instituto, tema donde de lleno andan metidos sus hermanos, prometiendo porcentajes a los dueños para asignarles el trabajo.
Villarreal, no ha perdido el tiempo y se ha dedicado en incluir en la nómina del IEEPO a familiares y cuates, -igualito como le hizo el ex oficial mayor del Instituto, Gilberto Gamboa Medina, quien incluyó en la nómina a dos de sus hijas, como maestras de tiempo completo, y al mismo tiempo, ambas son notarias- en lugar de establecer y mantener una relación de nivel con los líderes del Cártel de la Sección 22.
Por estas y muchas más razones, ha trascendido la remoción de Francisco Ángel Villarreal y en su lugar llegará Germán Espinoza, de quien, al inicio de gobierno, se habló insistentemente sería el titular del IEEPO, habida cuenta la experiencia adquirida en el tema educativo, como director general del COBAO.
En la Secretaría de las Infraestructuras (Sinfra) las alertas están prendidas desde hace varios meses, pues se dice en la dependencia hay un gran subejercicio financiero que hace necesario un urgente cambio de titular.
Las versiones apuntan también que el mandatario oaxaqueño, tiene en su escritorio el análisis del funcionamiento de otras áreas, incluyendo la oficina de la gubernatura, donde los resultados no han sido los esperados, por ejemplo, en el área de Relaciones Públicas, que no se ven al igual que en la de Comunicación Social, donde el desinterés por los medios de comunicación es cada vez mayor.
Al titular del Coplade, Sergio Vera, dicen, el cargo le quedó grande igual que a la Secretaria de Desarrollo Social y Humano (Sedesoh) Yolanda Martínez López, en ambos casos refiere el análisis, es necesaria su remoción.
En Turismo, las versiones indican que es preciso que su titular Juan Carlos Rivera Castellanos, tenga la posibilidad de tener un equipo de trabajo propio porque no puede trabajar rodeado de subordinados que sienten que él no es su jefe.
En cambio, en la oficina de la secretaria de la Contraloría y Transparencia Gubernamental, la opinión se inclina porque permanezca como titular José Ángel Díaz Navarro.
Las versiones apuntan que Carlos Melgoza Martín del Campo, será designado formalmente como titular de la secretaría de Administración.
También se habla de que serán nombrados los nuevos titulares de las secretarias de Salud y Asuntos Indígenas, despachos donde se trabaja con encargados de esos despachos.
Igualmente se habla de la necesidad de reforzar y hacer un cambio a fondo en la secretaría de Economía y el Fideicomiso para el Desarrollo Logístico del estado (Fidelo) porque ambos organismos, hasta ahora no se ven.
Igual opinión se tiene en relación a la secretaria de Desarrollo Agropecuario, Forestal, Pesca y Alimentación (Sedafpa), donde su titular Carlos Graw, no se hace notar por ejemplo en el tema de asignación de los recursos al campo oaxaqueño, colmado de necesidades y carente de apoyos.
En los análisis que revisa el gobernador Murat Hinojosa, destaca la urgencia de que se acabe de aterrizar la llamada estructura regional, porque es incomprensible que exista una Coordinación de Delegados y ese mecanismo tan importante de operación, aun no se haya echado a andar.
El run run se enfoca de manera particular a la secretaria del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable (Semaedeso), donde a un año ocho meses de la actual administración, su titular José Luis Calvo Ziga, nomás no ha dado el ancho, por lo cual ya está decido su cambio.
En esta ola de posibles y necesarios cambios y/o nombramientos, el rumor es cada día más insistente en que en breve se integra como nuevo dirigente estatal del PRI, el exdiputado y exfuncionario, Marco Antonio Hernández Cuevas, con lo cual queda descartado que de momento sea incorporado a algún área de la administración.
En cuanto a los que se fueron en pos de un cargo de elección popular, dicen que más que evidenciados quedaron los que se “vendieron” como los únicos capaces de ganar los cargos que solicitaron, porque aseguraban ser insustituibles y que ellos y nadie más eran garantía de triunfo.

Todos saben quiénes fueron, quiénes se autodesignaron como “los favoritos” por los electores y fueron derrotados estrepitosamente y ahora, no saben qué puerta tocar, o a qué santo encomendarse, para que el mandatario vuelva a tenderles la mano y no los deje en el desempleo.

Se entiende que ni eso les va a servir porque todos ellos que botaron el cargo para ir en pos de un hueso más productivo, le mostraron al gobernador por lo menos dos cosas:

Nunca les importó cumplir y dar resultados en los cargos que les fueron asignados y por tanto no hicieron bien su trabajo y segundo, aseguraron contar con el respaldo ciudadano y su voto, con lo cual irían directo a instalarse en el Congreso de la Unión, en el estatal o en una alcaldía, lo cual fue un engaño, como lo mostraron los resultados de la elección del 1 de julio.

El run run más insistente es el sentido de que ojalá no los vuelan a nombrar, porque ampliamente demostraron en menos de 20 meses del sexenio, que no sirven para nada en ningún lugar donde los pongan.
Tuvieron sobradas oportunidades para cumplir y hacer las cosas bien, pero nomas se la pasaron engañando a su jefe e hinchándose los bolsillos con el dinero que les dieron a administrar y/o el que recibieron para sus frustradas campañas, dinero que tampoco se vio cómo lo utilizaron, pues los resultados revelaron, su total falta de presencia político-electoral.

Soy inocente asegura Carlos Moreno ex titular de Sevitra, pero del dinero que falta, declara no saber nada

Si su encarcelamiento fue una “injusticia” cómo puede explicar el procesado Carlos Moreno Alcántara, los más de cinco mil vehículos de alquiler que a lo largo y ancho del territorio oaxaqueños, inundaron de la noche a la mañana, calles, carreteras, colonias, barrios, rancherías.

La venta de concesiones y placas de autos de alquiler fue tan burda que a un nuevo sitio que se formó para justificar la expedición de licencias, Moreno Alcántara ordenó que los autos fueran pintados de azul y blanco, los colores de su partido el PAN, del cual fue incluso dirigente estatal.

Por fallas y omisiones del fiscal Anticorrupción Jorge Emilio Iruegas Álvarez, el extitular de la Sevitra, Carlos Moreno quedó en libertad hace unos días, quedo en libertad condicional, por lo que el pasado jueves 2 de agosto al cumplir una semana de salir del penal de Ixcotel, se presentó a firmar la libreta correspondiente.

Al salir del reclusorio hizo una tajante declaración: “estoy libre, no por un acuerdo político, sino porque soy inocente, ¡mi encarcelación fue una injusticia!, no había elementos para que yo haya sido recluido en Ixcotel, fui el “chivo expiatorio” que encontró la autoridad”, aseguró.

Sin embargo, cuando fue interrogado por los periodistas sobre qué pasó entonces con los 5 millones 836 mil 284 pesos con 16 centavos, por los que la fiscalía lo señaló como presunto responsable de haber desfalcado ese dinero de las arcas públicas, el exfuncionario, replicó:

“Ese es problema de Finanzas, yo no cobré ese dinero, lo que en ese entonces se cobrara era un pago de derechos que se hacía en el banco y están todos los recibos de pago en el banco. El Ministerio Público argumentaba que en Finanzas no está el dinero, pues ese es problema de Finanzas.

“Yo no tomé un solo peso, si así hubiera sido tendría propiedades, porque el dinero no se desaparece solo se transforma y no tengo ni ranchos, casas, vehículos u otras cuestiones de dinero mal habido.

“Siempre he dicho que el amor, la tos y el dinero esta difícil de esconder, y aquí en este momento no lo hay, ahorita mismo que regreso, a lo mismo como sucedió antes de mi detención a trabajar diario para lograr el sustento de mi familia.

“Todos los recibos están y no puede la autoridad acreditar que un solo peso lo haya yo tomado porque yo jamás recibía el dinero, el dinero se depositaba en el banco y tienen los sellos de recibidos del banco. De ahí que el banco, la Secretaría de Finanzas hagan lo que tengan que hacer es problema de ellos, no mío”.

Carlos Moreno Alcántara, después de permanecer ocho meses calentando tabique en el penal de Ixcotel, muestra coraje e indignación por lo que le ocurrió, se considera un preso de conciencia, y dejó entrever que durante el proceso que libra ahora en libertad, está en su derecho de declarar que fue un “preso político”, igualito que Flavio Sosa Villavicencio, a ver qué saca, como reparación del daño y el deshonor que vive desde que fue encarcelado.

Adelantan para el miércoles 8 la declaración de AMLO como presidente electo.

A partir del próximo miércoles, que Dios nos agarre confesados, Andrés Manuel López Obrador, será confirmado como presidente electo, -no hasta septiembre como se dijo en un principio-, y tal como hemos visto, aun sin serlo, ha iniciado una serie de nombramientos, presentación de proyectos, reuniones con diversos sectores, especialmente con los varones del dinero, ha sostenido encuentros con funcionarios estadunidenses, recibido embajadores y ha hecho declaraciones de prensa, y acaparado el seguimiento e interés de los medios masivos de comunicación.

Por cierto, el presidente, Enrique Peña Nieto, ha desparecido de la escena política, cuando aún le falta 4 meses para dejar el cargo, sus allegados indican que el mexiquense, está tomando unas “merecidas vacaciones”.

Y en tanto AMLO, al mismo tiempo que despliega una intensa actividad, ha adelantado su talente autoritario y carente de sensibilidad, como ha quedado patente en algunos nombramientos, entre ellos el de Manuel Bartlett como titular de la CFE, ignorando con ello, el negro historial del poblano, a quien se atribuye la caída del sistema la noche del 6 de julio de 1988, para -se dijo entonces y durante muchos años- maquillar las cifras de la elección presidencial y el ganador fuera Carlos Salinas de Gortari.

Otro símbolo del talente autoritario de AMLO es la designación de 32 delegados para que sean sus representantes personalísimos, aunque esto conlleve el riesgo de alterar el pacto federal, a lo que López Obrador, se ha limitado a responder: “tengo facultades para hacerlo y así se hará”.

Otro acto que retrata de cuerpo entero la intolerancia de que está haciendo gala el tabasqueño, es su proyecto de descentralizar la administración federal, y enviar a la mayoría de las oficinas centrales de las secretarias de Estado a diversos estados.

Esta medida es una aberración que en nada ayudara a mejorar la acción de gobierno, antes bien implicará una inversión multimillonaria, complicará el funcionamiento de las dependencias y hará imposible que un maestro del norte del país deba trasladarse hasta la capital poblana a realizar alguna de las muchas gestiones que hoy se realizan en la SEP ubicada en la calle de Argentina en la Ciudad de México.

Y como le hará un empresario hotelero de Baja California, para viajar a Chetumal, Quintana Roo, o sea quien le pagará a los mexicanos con necesidad de hacer un trámite, gestión, petición de apoyos para su trabajo, oficio o profesión para ir de un lugar a otro, lo que implicará para miles de connacionales se vean obligados a cruzar de norte a sur o al inversa, y tengan que pagar el traslado de miles de kilómetros de por medio, para poder llegar a la oficina donde vayan a buscar solución o atención a sus múltiples problemas.

Otro anuncio no menos relevante que además de autoritario, exhibe un populismo tipo Nicolás Maduro o la imposición de una guerra comercial como la que encabeza Donald Trump con los países Europa y Asia, es la pretensión de AMLO de bajarle el sueldo a los servidores públicos y legisladores, para que nadie pueda ganar más de los 108 mil pesos mensuales, que él dice ganará como presidente.

Con el poder omnímodo que 30 millones de mexicanos, concedieron a Andrés Manuel, donde quedaron rotos los contrapesos, porque los partidos políticos, -salvo el suyo, Morena-, están en grave riesgo de sobrevivir, con deudas, conflictos internos, sin dirigencias de peso, y el mayor descredito en toda su historia, el tabasqueño, está en un tris de caer en la peligrosa cancha del autoritarismo.

Igual que Donald Trump, es intolerante a la crítica, con sus respuestas y acciones da a entender que, en su cancha, solo sus chicharrones truenan, lo cual es un riesgo muy grande, para todos aquellos que confiaron en que AMLO sería la “esperanza de México” y que consideran es factible la cuarta transformación ofrecida por López Obrador.

Es deseable que el presidente electo a partir del próximo miércoles, no eche por la borda, la confianza que tantos mexicanos, le otorgaron, en un proceso electoral, que hay que decirlo, tiene asombrados a muchas naciones del mundo, que no alcanzan a entender como le hicimos los aztecas para darnos una tercera alternancia: primero fue el PRI al PAN, luego Acción Nacional al PRI y ahora del tricolor a MORENA, sin disparar un solo balazo, cuando varios países para llegar a ese cambio, sufrieron hasta sangrientas guerras civiles.

AMLO tiene el enorme reto de cumplir sus promesas de campaña, pero sobre todo el de no caer en la intolerancia que da pie al autoritarismo y más grave aún a la represión.

albertounda16@gmail.com
@albertounda16

Cargar más artículos
Cargar más artículos en Gobernador

Comprobar

Alejandro Murat pone en marcha Tercera Semana Nacional de Salud en Oaxaca

Comunicado.- Del 13 al 19 de octubre se aplicarán a niñas y niños de 5 a 11 años de edad v…